Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Txakal el Lun Sep 26, 2011 5:57 pm

Que el café-restaurante Shooter McGee sea el cuartel informal de la unidad tiene sus ventajas. Menuda diferencia con el viejo cuartel general de la unidad en Norfolk, en el que muchos de nosotros hemos campado antes de venir aquí.


Aquí además de buenas hamburguesas, filetes de primera, la mejor cerveza del condado y el trato siempre amable del dueño, Paul y de su mujer Ann, tenemos fichados a los parroquianos por lo que es fácil distinguir a los habituales de los forasteros, de los ocasionales, y sobretodo de los fisgones.

Y sin duda, esa pareja de formalmente informales que están en una esquina bebiendo cerveza con la timidez del que está trabajando no son ni habituales ni forasteros despistados. Esos dos están aquí con otro propósito: son fisgones o algo peor. Pero si esperan que saltemos sin más, es que no tienen ni la más puñetera idea de cómo somos: el que cava la tumba puede tener paciencia, pero el que va acabar dentro no.

Veamos cuantas birras aguantan. Al otro lado de la barra puedo distinguir a los gemelos Allister, aparentemente concentrados en sus filetes de buey pero sin perder ojo de la extraña pareja. Junto a la puerta Carlitos hace fila con las Coronitas vacías, vigilando la entrada. Y los aseos y la salida trasera también los tienen cubiertos otros dos de mis hombres. Buenos chicos, pendencieros, chulos como el que más, hoscos con los extraños, con el ego por las nubes y sin pizca de falsa modestia que les haga más cómodo el trato social, …unos auténticos tocapelotas, hijos de puta de la peor calaña, perfectos para nuestro trabajo.

Je, tiene gracia que el tío Sam nos pague por hacer este trabajo. Es el sueño de todo crío: que te paguen por montar una y otra vez en la montaña rusa, je, je. Sí amigo, no cabe duda que la vida ha sido muy generosa con nosotros. Se acabó perseguir talibanes suicidas en la gélida noche de Afganistán, se acabó aguantar a mandos que no han visto más acción que el remolino de las letrinas mientras desaparece su mierda por el desagüe.

Definitivamente sí amigo, gracias por esto –y mientras acaba su cerveza de un solo trago, Demo John (antes conocido como sargento de primera John Hudson) decide que ya es hora de averiguar que coño hacen aquí esos dos pipiolos estirados sorbedores de malta: se dirige con decisión a la barra, haciendo sonar los nudillos de sus manos.

…continuará



avatar
Txakal

Cantidad de envíos : 639
Fecha de inscripción : 02/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Txakal el Mar Oct 04, 2011 8:50 pm

Los dos operativos de La Compañía están sentados a la misma mesa de Demo John, flanqueados por dos de sus hombres, y con sendas bolsas de hielo apoyadas en la mandíbula y en la frente.

-Chicos, chicos, chicos, ...nos conocéis de sobra, sabéis quienes somos y a que nos dedicamos y no se os ocurre otra cosa que tratar de colaros en nuestra casa. Mira que la CIA puede ser estúpida en ocasiones.

-Teníamos órdenes de pasar desapercibidos.

-Bueno, en vuestro estado actual eso va a ser francamente difícil.

Mientras acababa su cerveza, Demo John volvía a repasar la carpeta que los dos agentes de la CIA le habían dado tras los primeros puñetazos, tras las patadas y tras los saludos de rigor.

Es extraño –pensó Demo–, esta no es la forma de encargarnos una misión. Red Cell depende directamente del JSOC, el Mando Central de Operaciones Especiales, con sede en el Pentágono, y aunque en ocasiones han preparado operaciones bajo el auspicio de la CIA, lo normal es que no acudan a ellos directamente.

-Todo esto está muy bien, pero no habéis escogido el conducto adecuado. Ya sabéis cual es el procedimiento: plantead la operación al JSOC, y si los cuatro estrellas lo aprueban y nos envían una orden directa estaremos más que encantados de darles una buena paliza a estos muchachos…

Y mientras hablaba repasaba de nuevo las fichas de los hombres que había en la carpeta: Navy Seal Team Six, GOE, Delta Force, SAS, GSG-9, …a algunos de ellos los conocía de su etapa pasada como operativo, a otros los conocía de oídas, pero sin duda todos ellos eran un formidable grupo de hijos de puta a los que estaría encantado de dar una buena tunda. Sí, esta era una misión por la que incluso pagaría por participar.

El mapa sin embargo le era desconocido. No reconocía el lugar, faltaban las coordenadas, …pero había algo que le sonaba, algo que le recordaba otra misión.


Mientras pensaba en ello, el molesto timbre del teléfono móvil de uno de los agentes no dejaba de sonar.

-¿No vas a contestar? –preguntó Demo John.

-No señor. Es para usted –y le pasó el móvil.

…continuará



Última edición por Txakal el Dom Oct 09, 2011 9:15 pm, editado 1 vez
avatar
Txakal

Cantidad de envíos : 639
Fecha de inscripción : 02/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Txakal el Dom Oct 09, 2011 8:27 pm

Demo John cerró el móvil y se lo devolvió al agente. Sopesaba lo que acaba de oír: una orden directa del General McIntyre, poniendo a su unidad bajo el control de la CIA para esta misión. Su enlace sería un agente con el nombre en clave de Rubí.

-Bien, parece que estos dos tenían razón. Estamos bajo las órdenes de La Compañía para esta misión. ¿Y ahora qué, bellezas? ¿Cuál de vosotros es el travesti apodado Rubí?
-Ninguno de los dos. Quédense el mapa. Examinen las fichas y después destrúyanlas. A las 19:30 deberá recoger un teléfono móvil en Green Light Mobile, en la esquina entre la Avenida Merrimac y la 58. Pregunte por el encargo de Tom y pague con un billete de 50 dólares con una esquina cortada.

Los dos agentes se levantaron y se fueron. No esperaban una disculpa, y por supuesto no la tuvieron.

-De acuerdo chicos, ¡de nuevo estamos en el rock and roll! Preparad equipo para una semana en terreno yermo, inhóspito, frío, ….hmm., juraría que esto está en Yemen, o Afganistán, es extraño, igual nos mandan testear la seguridad de una de nuestras bases. Quiero suficiente munición como para empezar la tercera guerra mundial, subfusiles ligeros, un arma larga, un par de Minimis, granadas de fósforo, bueno, que carajo, lo de siempre…y esta vez acordaos de poner en el petate mis puros.

Dos horas más tarde, Demo John estaba de vuelta con el teléfono. Mientras esperaba la llamada, se entretuvo visionando las fotografías almacenadas en el móvil.



-¿Qué cojones es todo esto? ¿Qué hacen aquí estas fotos de radicales islámicos? Se supone que nuestra misión es poner a prueba a nuestros propios operativos.
-¿Ha visto esto jefe?



-Sí, el cerdo de Abu Musaf al Zarqaui junto a una ración de comida para tiburones, je, je.
-No, me refiero a lo que hay sobre la mesa del fondo. ¿No hemos visto eso antes?
-Hmmm…es posible, es posible. Carlitos bájate esta foto y mira a ver si la puedes ampliar. Esta misión cada vez apesta más.

…continuará


avatar
Txakal

Cantidad de envíos : 639
Fecha de inscripción : 02/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Txakal el Mar Oct 11, 2011 7:49 pm

Carlitos se aproximó con el móvil, que sonaba y vibraba, aún conectado por un cable miniUSB a un iPAD:

-Maldita sea Jefe, están llamando y estoy a medio descargar las fotografías…
-Trae acá –ordenó Demo mientras soltaba el cable con brusquedad y contestaba-. Sí. ¿Alhelí?
-Rubí.
-Me la pela. ¿Tus padres no supieron un nombre decente para tí?
-Limítese a seguir las instrucciones, y guarde las bravuconadas para cuando tenga al enemigo delante.
-Hmmm. De eso quería hablar contigo. Si, ya sé que es el enemigo, …pero, y en un pero muy importante, en el caso de la Red Cell, por mucho que disfrutemos con ello, nunca olvidamos que el enemigo en nuestro caso solo es un amigo. ¡Si, vale! Puede que el típico amigo gilipollas que no hace bien su trabajo, el berzas de turno o incluso algún hijoputa desagradecido que no sabe valorar nuestro trabajo, …pero en el fondo, es amigo. ¿No es así?
-¿Y?

Demo se aleja el teléfono, lo mira sorprendido y se lo lanza a uno de sus hombres:
-¡Será gilipollas! Toma, Carlitos, que te explique a ti que coño significan todas estas fotos de terroristas y radicales islamitas.

Y Carlitos sonríe mientras contesta, dejando el altavoz activado:
-El sargento quiere saber por qué tenemos fotos de terroristas como objetivos.
-Su sargento se limitará a seguir las órdenes. Tienen tres horas para embarcar en el vuelo 240 de American Airlines hasta Nueva York, desde allí cogerán el vuelo 1560 de Flying Emirates a Ryad. Recojan los billetes en los mostradores de las agencias, en ambos casos están a nombre del equipo de hockey Nashville Predators.
-Buff… ¿a eso llama la CIA una tapadera segura?

Rubí colgó. El teléfono mostraba que estaba recibiendo archivos:
-Mire esto, sargento, llegan más fotografías.



-¿Ves algo raro Carlitos?
-Los envases con los símbolos de peligro biológico.
-¡No idiota! Eso a mi me parece normal en ese ambiente. Lo que quiero es que te fijes en el individuo que estaba cerca del centro, un poco a la derecha. ¿No lo encuentras demasiado occidental?
-¡Qué me parta un rayo! ¿Ese no es el cabeza hueca de Jerry Nash, el pirado que se fue del Seal Team 3 a los Delta?
-Exacto. Y ahora dime, ¿qué coño hace ahí, y que piensan hacer con todos esos envases?

Mientras Demo John meditaba, llegó una foto más al móvil.



Carlitos sentenció al ver la foto:
-No hay duda. Reconozco su pose, incluso con el shemagh, …es Jerry. La última vez que oí hablar de él estaba en el Valle Korengal, en Afganistán.
-Mierda, mierda, mierda. Espero que mi presentimiento no sea cierto, porque esto, muchachos, me huele a mucha, pero que mucha mierda.

…continuará

avatar
Txakal

Cantidad de envíos : 639
Fecha de inscripción : 02/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Txakal el Jue Oct 13, 2011 9:50 pm

Demo John y sus hombres de la Red Cell llegaron al aeropuerto internacional Rey Khalid, en Ryad (Arabia Saudí), sin más contratiempos que un par citas con dos azafatas, que lamentablemente no iban a poder atender. Era noche cerrada cuando bajaron del avión. Iban en grupos de dos y tres hombres, separados entre sí. Sus equipajes iban a salir por la puerta de atrás, a cargo del Departamento de Estado, por lo que franquearon el control de Aduanas en poco tiempo. Fuera les esperaba un empleado de una agencia de viajes que llevaba un cartel con el nombre “Nashville Predators”. Les hizo subir a un minibus.



Salieron del aeropuerto, transitaron en dirección a la ciudad, …para inmediatamente volver por la carretera 537 a la zona norte del aeropuerto. Accedieron a él por una discreta entrada lateral, y el minibus los llevó a una apartada pista en la que esperaba un Boeing 737 sin marcas conocidas de ninguna línea aérea y matrícula N313P. Demo observó que estaban subiendo los numerosos petates con el material que habían preparado para la misión. Sus hombres subieron al avión, mientras él se demoraba en comprobar que estaban todos los bultos que habían preparado, …y ni uno más.

Treinta minutos más tarde partían hacia rumbo desconocido. Tenían todo el avión para ellos, pero lamentablemente no había ni rastro de azafatas. Toda una sección de primera clase, junto con un pequeño bar y una zona de reuniones en la cola del avión. Demo puso a su equipo a trabajar:
-Carlitos, tú y Johnny calculad la ruta. Arnold, usa tu portátil para determinar el destino, y que Carlitos te dé los datos del vuelo. En marcha, muchachos; cuando llame Rubí quiero tener una idea clara de hacia donde vamos. El resto averiguar lo que podáis de las fotos que nos han enviado: ¿qué son esos envases?, ¿cuál fue la última misión de Jerry Nash?, ¿en qué mezquita se tomó la fotografía?, ¿qué dice en las etiquetas de las botellas?, ¿cuál es el último paradero conocido de al Zarqaui? ¡Venga, venga, moveos!

Al poco empezó a sonar uno de los teléfonos que había en cada uno de los asientos. Uno de sus hombres le paso el terminal:
-El tipo de la CIA, jefe.

Demo contestó, mientras consultaba la información que le iban pasando raudos sus hombre, desfilando con sus portátiles ante él:
-Sí, aquí Demo.
-Espero que estén teniendo un vuelo agradable.
-Bueno, lo sería si el bar no estuviera medio vacío. ¿Es que La Compañía no repone las botellas después de cada viaje? Por cierto, nunca ruta actual nos aleja de Yemen por lo que debo suponer que vamos a Afganistán.
-Así es, van al norte de Afganistán. A la región de Kunduz, a una vieja explotación minera cerca de la frontera con Tajikistán. Harán escala en KabuL, de donde los llevaremos en tres BlackHawk hasta el objetivo.
-¿Dónde fue tomada la foto de Jerry?
-Ja, veo que lo ha reconocido.
-¡Cómo no! Se ha rapado un poco el pelo, se ha dejado barba, pero es el hijoputa de Jerry.

Uno de sus hombres le pasó un papel donde se podía leer: “Madrassa en Muridke, cerca de Lahore (Pakistán). Es el cuartel general de la organización terrorista Laskhar-e-Tayyaba”



-Por cierto, Rubí, ¿quién envió a Jerry a Pakistán?
-Eso es información clasificada, …incluso para usted. Volvamos a la misión.
-De acuerdo, volvamos a ella. ¿Qué instalación dices que vamos a testear?
-Aún no se lo había contado. Va a tener lugar una importante reunión en Afganistán…

Demo le interrumpió:
-Estoy al tanto, hablas de la cumbre de la OTAN donde se decidirá el futuro de las Fuerzas Aliadas en Afganistán, en Kabul.
-Así es. Como puede imaginar, el dispositivo de seguridad será formidable, a la altura de las circunstancias y acorde al peligro de la situación.
-Ajá…sigue.
-Su misión será probar que el dispositivo de seguridad, bajo las órdenes del teniente Marcus Hanna, está en condiciones de operar al 100% de sus posibilidades, que no existen brechas en el operativo y que todos los posibles contratiempos han sido tenidos en cuenta. Para ello el grupo de Operaciones Especiales que se ha constituido al mando del teniente Hanna se desplazará hasta Kunduz, donde se le ha ordenado que realice una demostración de su plan para asegurar la reunión.
-¿Por qué no en Kabul?
-No queremos dar pistas al enemigo acerca del despliegue de seguridad que vamos a montar. Por eso hemos montado una simulación del emplazamiento en el norte de Afganistán, alejado de miradas indiscretas.
-Hmmm. Me parece bien. ¿Hanna sabe que vamos?
-Por supuesto, ya se le ha advertido de que tendrá que pasar este examen antes de hacerse cargo de la seguridad del evento.
-Eso nos lo pone más difícil, como a nosotros nos gusta, ¿verdad muchachos?

La comunicación se cortó, al tiempo que Carlitos le informaba:
-Salimos del espacio aéreo de Arabia Saudí, nos vamos a quedar sin enlace de comunicaciones por un buen rato.
-Mejor, ese soplapollas de la CIA ya nos ha dicho todo lo que necesitamos. Y ahora descansad un rato, mientras podáis: mañana va a ser un día duro.



…continuará
avatar
Txakal

Cantidad de envíos : 639
Fecha de inscripción : 02/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Txakal el Sáb Oct 15, 2011 11:16 pm

B.O.A. “Double Sword” – Kul Daman, Kunduz (Afganistán)
15/10/2011 - 22:45


Al pie de la pista, donde los habían dejado los helicópteros, esperaba un civil vestido de caqui. Demo John sonrió, pendenciero, mientras le decía a Carlitos:
-Este debe ser el famoso Rubí.

El civil se aproximó a Demo y le entregó un sobre, al tiempo que le decía:
-Bienvenido señor.
-Hola Rubí.
-Negativo. Está en Kabul coordinando el dispositivo de seguridad de la reunión.
-¿No iba ser aquí el test de seguridad?
-Así es, pero vamos a montar una maniobra de diversión en Kabul: hasta el último momento dejaremos que crean que la reunión es en la capital, para que los posibles atacantes concentren sus esfuerzos en el objetivo equivocado.
-Ajá, me parece bien. ¿Cuáles son las instrucciones de Rubí?
-Usted y sus hombres se alojarán en el pabellón 1, al sur de la base. Dormirán y comerán allí, no se mezclarán con el resto del personal de la base. Trazarán sus planes y prepararán los listados e inventarios de material que van a necesitar, si es que no lo han traído ya consigo. A la 01:10 Rubí hablará con usted, tiene una PRC319 con capacidad de encriptación en el pabellón. Mientras tanto, les hemos dejado mapas de la región y del probable objetivo para que los vayan estudiando. También tienen un enlace satélite para conectar a Internet.

El tiempo era seco y frío. Las montañas se veían nevadas en las cumbres. La fina arena pugnaba por colarse por cualquier resquicio. Demo les chilló a sus hombres:
-Venga, atajo de gandules, moved el culo hasta ese hangar.


16/10/2011 – 01:10
La radio codificada sonó. Demo cogió el auricular y contestó:
-Díme, cariño.
-Ha tenido tiempo de examinar la fotografía que estaba en el sobre.
-Ajá. Un poco borrosa.



-Esa es la amenaza a la que nos enfrentamos. Siento la falta de claridad, pero fue tomada en condiciones extremadamente complicadas, a mucha distancia y mediante un teleobjetivo. Los técnicos de La Compañía han hecho todo lo posible para restaurarla.
-¿Qué hay en los envases?
-Tenemos tres sustancias diferentes en el dispositivo. Por una parte botellas de explosivo líquido, altamente inflamable en presencia de oxígeno, robado de una instalación de alta tecnología francesa hace año y medio por un grupo terrorista vasco. Por otro lado un bidón lleno de agua con plutonio 240, que creemos que fue vendido a los islamistas por intermediarios chechenos que lo compraron al clan Inagawa-kai de la Yakuza japonesa, proveniente directamente de los alrededores de la central de Fukushima. Y por último envases que contienen material biológico activo, esporas de ántrax recubiertas por un polímero plástico, resistentes por tanto a una explosión; creemos que fueron robados de una instalación militar rusa hace tres años.
-Esos terroristas si que saben como montar un buen espectáculo.
-Sin duda. Por sí solos los componentes ya son peligrosos, pero nada que ver con la amenaza que supone la combinación de los tres elementos. Si los terroristas consiguen tener todos juntos y hacen estallar el C4 del bidón, se desencadenará una tremenda explosión que dispersará a gran altura una enorme nube radioactiva en la que viajarán las esporas de ántrax. Cuando más tarde se disipe la nube, la cubierta polimérica del ántrax se habrá desecho y caerán mezcladas las esporas en una lluvia radioactiva que cubrirá un área de cómo mínimo 150 kilómetros cuadrados. Es una bomba sucia en toda regla, la mayor con la que nos hemos enfrentado jamás.
-¿Solo?
-Como mínimo. Si el viento dispersa la nube el área de dispersión será aún mayor.

Demo John miró desafiante la bomba. Esta iba a ser una misión de primera. Le preguntó a Rubí:
-¿Cuándo nos darán la bomba?
-La bomba no la llevarán ustedes, …la bomba la tienen los hombres de Marcus Hanna.

Demo John dejo caer el puro que fumaba, sorprendido por la afirmación de Rubí:
-¿Qué?
-Recuerda la fotografía que le enseñamos de Jerry Nash?



-Afirmativo.
-Pues Jerry es parte del equipo del teniente Marcus Hanna.
-¡No entiendo nada!
-Nosotros tampoco entendiamos nada. La NSA ha ido uniendo cabos sueltos, conversaciones aisladas, mensajes electrónicos perdidos…y el cuadro que han pintado no es nada halagüeño. Marcus ha reunido un equipo internacional, con exsoldados de grupos de Operaciones Especiales de varios países.
-Eso es totalmente fuera de lo normal. ¿Desde cuando el Pentágono acepta una operación de seguridad con miembros de otras fuerzas armadas que no sean las nuestras?
-Eso no es lo único anormal en esta situación. Tendría que ver la información financiera que La Compañía ha reunido: capital Yemení, capital checheno, capital serbio…todo es poco cuando se trata de engordar las cuentas de Hanna.
-¡Flipo en colores!
-No tenemos tiempo que perder. El próximo fin de semana tendrá lugar la cumbre de aliados en Kunduz, …y creemos que ese mismo fin de semana Hanna y sus hombres actuarán. Sabemos que tienen pensado desplazarse hasta una vieja mina de uranio, abandonada por los rusos hace años, en la frontera con Tajikistán.
-¿Y nuestra misión es?
-Detenerlos, acabar con la amenaza. No podemos evitar que estén aquí, no podemos evitar que los sustituyan y manden de vuelta a casa, …hay demasiada burocracia por medio, la Junta de Jefes de Estado Mayor no quiere ni oír hablar de ello, creen que estamos locos y que nos hemos inventado toda esta conspiración. Están ciegos y sordos, no destituirán a Hanna. Ustedes son nuestra única esperanza: los he traído aquí con la excusa de que deben testear la seguridad de la reunión, pero en realidad su misión es otra: acaben con Hanna y su grupo de terroristas, localicen los elementos de la bomba sucia y desactiven la amenaza.
-Entiendo.
-Y una cosa más, Demo
-¿Si?
-No debe haber supervivientes. No queremos volver a llegar a una situación como la actual. Recuerde: tiene 6 días para preparar un plan de acción, para pertrecharse y para aleccionar a sus hombres.
-22/10/2011 11:30 queda fijado como inicio de la Operación.
-No nos falle, teniente. El futuro de Afganistán depende de usted y de sus hombres. Nos veremos en las Minas.

El desenlace, …en Las Minas de la Unión, el 22 y 23 de octubre.



avatar
Txakal

Cantidad de envíos : 639
Fecha de inscripción : 02/07/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Admin el Dom Oct 16, 2011 3:03 pm

Plas, Plas, Plas!!!! Olé Rafa... te has salido qué guapa la historia...

_________________
SPARTANS the finest soldiers that world has ever known...!
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 9501
Fecha de inscripción : 23/06/2008

http://spartans.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Red Cell en la Operación SAPE-23 [I]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.